Mamá Real / Real Mom

A todas las mamis que celebren el día de la madre este primer domingo de mayo, FELIZ DÍA!


Celebra tu día porque eres valiente, porque tienes la sensibilidad y la fortaleza necesarias para ser madre y cumplir mil funciones más al mismo tiempo, con un amor infinito. Porque ser madre te otorga el mayor premio, la mayor recompensa, la mayor satisfacción y la más gran experiencia que vivirás por siempre.

En este día quisiera hablar de las mamis reales, todas! Todas las madres, son reales, no hay alguien más real que otra simplemente porque estamos vivas y cada ser humano, es diferente, tiene diferentes estilos de vida y sus realidades. Esto nos hace únicas y maravillosas.


Hace unos días escuchaba a una mujer embarazada hablando con otra (también embarazada) y le decía que el de ella no era un embarazo real, porque no había tenido ningún síntoma y además se veía estupenda! yo sólo me imaginaba cómo se estaba sintiendo esa mujer a la que en segundos le estaban quitando el título de madre por aspectos físicos y hormonales, también me sentía debilitada porque en cierta forma no formaba parte de el grupo que suele otorgarse ese título de ser madres reales porque vivan su maternidad diferente que la mía.


Hoy ya ese comentario no me afecta, más bien me impulsa a escribir sobre ello, a enaltecer mi maternidad y la de todas las madres del mundo. Porque tú, amiga, eres una embarazada real porque has subido 20 kilos y te salieron estrías en todo el cuerpo, vives cada día diferente por los cambios hormonales y tus virtudes y defectos. Te cuento que yo también soy una embarazada real, primero porque sigue corriendo sangre por mis venas, energía en mi espíritu y una necesidad inmensa de dar amor a mi familia. Como un extra, además porque he subido 8 kilos en 7 meses, no tengo estrías en el cuerpo pero tengo brote de piel atópica de embarazada, mis embarazos han sido delicados los primeros meses, tuve la primera reacción alérgica en la vida (alimentaria) en este embarazo y ahora tengo que tener extremo cuidado con lo que como para no arriesgar mi vida y mucho menos la de mi bebé dentro de mi. También soy una embarazada real porque sufrí de nauseas y vómitos, resfriados, antojos a cualquier hora y en cualquier lugar, he sufrido de migraña, sensibilidad olfativa, a veces me despierto con ojeras de panda, pero otros días amanezco con piel de bebé en mi rostro, podría seguir detallando todos los síntomas de embarazo que tengo o he tenido pero creo que al punto que quiero llegar es al de que las embarazadas y madres no somos ni seremos más o menos reales por la apariencia física, ni por cómo queremos vivir nuestras preciosas etapas. Primero porque el físico no va con varita mágica, para mantener un peso estable en el embarazo primero tienes que cuidar mucho lo que comes y no exceder las grasas y azúcares, cosa que no está mal porque aunque tengamos antojos de muchas cosas ricas, tenemos que recordar que lo que consumimos va también a alimentar a nuestro bebé dentro, luego, que el aumento de peso depende mucho del metabolismo, contextura y sistema hormonal de cada mujer así que es un error compararse, nadie es ni será igual a otra persona, en o después del embarazo. Segundo, que la piel, el cabello y uñas también dependen del tipo de cada persona, si tienen alguna alteración o si utiliza algún tratamiento antes, durante y después del embarazo.


Todo, absolutamente todo, tiene su razón de ser, pero nadie es más real que nadie, creo que todas somos mujeres maravillosas viviendo nuestra etapa como la queremos vivir y haciendo de ella lo que podemos, yo lo llevo con bastante sensibilidad y me encantaría poder decir que todo es color de rosa, pero no lo es. El embarazo es un cambio en nuestra vida física, emocional y espiritual y así lo deberíamos ver, no como una competición. El embarazo es una parte muy importante en la vida de las mujeres que queremos ser madres, pero tampoco lo es todo. Porque entonces también es real la madre que no pudo quedar embarazada y adopto, ella también es una mamá real, o la que tuvo que escoger/escogió la opción de gestación subrogada, porque ella es una mamá real, esas son sus realidades y debemos respetarlas.


Hoy con siete meses de embarazo, guardados en la privacidad de mi hogar y mi entorno familiar, me siento muy real, me siento feliz de la maternidad que llevo, mis tres embarazos me han enseñado cosas importantes que no serán el mismo aprendizaje que tendrán otras madres pero eso lo hace bonito, que podamos compartir nuestras diferencias y descubrir el maravilloso mundo de ser madres, de vivir lo que queremos vivir de la manera en como lo queramos vivir, sin mirar a los lados porque tenemos lo más REAL e importante junto a nosotros y son nuestros hijos! :)


También soy una mamá real con un hijo real que no come chuches, le encantan los vegetales y las frutas, llora poco, ríe mucho, habla y canta todo el día, no lastima a nadie, no utiliza móviles o tablas para entretenerse, se expresa a su manera y en su tiempo, en más de dos idiomas, y a todo eso le doy mérito de realidad, nuestra realidad.


Espero que cada día vivas tu vida del modo que quieres vivirla y con lo que tienes para vivirla. Que seas la madre que quieras ser y tengas el respeto de todos los que te aman. Que puedas ser madre pronto si todavía no lo has sido, un gran abrazo y mucha buena energía. Y para las que no quieran ser madres pero si unas súper tías, un abrazo grande también para ellas porque sé que estarán siempre para apoyarnos.


De una madre real con mucho amor, Anna.

0 comments