Balanza

Llegamos a casa de las vacaciones y todo estaba más calmado, estábamos relajados y comenzaríamos con la rutina diaria.


Volvía a mis ejercicios, mis vegetales, frutas y muchos líquidos! Nunca me privo de nada, o por lo menos ahora no, creo que tenemos que hacer un balance de todo en la vida, desde como pensamos hasta lo que comemos, estoy de acuerdo en que tenemos que hacer dietas muy estrictas en cierto momento, porque así lo pide nuestro cuerpo y nuestra salud, pero me gusta más la idea de tener una dieta balanceada todo el año para sentirnos mejor, vernos mejor y no privarnos de lo que nos gusta. Con 1.70mts de estatura, he estado pesando 50-51kg por casi 5 años, en vacaciones siempre se sube un poco porque realmente no estás pensando si esto o aquello es lo mejor para tu peso, estás disfrutando y yo disfruto al máximo comiendo.


 Mi alimentación se basa en lo que yo llamo "Balanza", porque si pienso comer pesado para la cena, entonces como algo ligero en el almuerzo y viceversa, pero siempre siempre, desayuno! La comida más importante del día es el desayuno, aunque respeto quien no hace esta comida, yo la hago desde que tengo uso de razón, siempre es diferente, puede variar desde unas tostadas con mermelada o lonjas de pavo con queso, hasta lo que se ha hecho una costumbre para mi estos meses y es que me gusta comer cereales con leche de soya/soja (soy intolerante a la lactosa), un vaso de zumo/jugo de frutas o alguna fruta de temporada y un cafecito o té verde, esto comemos mi esposo y yo para desayuno de lunes a viernes, creo que por la rapidez y porque nos aporta la cantidad de azucar que necesitamos cuando no queremos levantarnos de cama por las mañanas... Los fines de semanas es otra historia, compramos pan recién hecho, preparamos huevos de distintas formas, pavo o algún jamón en lonjas, queso, miel, nocilla o nutella, café, zuno/jugo; muchas cositas para escoger aunque obviamente no lo comamos todo, es bueno siempre tener para escoger y darte un gusto los findes.



Esta costumbre de tener diferentes opciones me la ha enseñado mi marido, para él y su familia es costumbre, así que hemos adaptado mi rutina de comer lo justo con su rutina, que es comer de todo, y vaya que ha funcionado.


En el siguiente post hablaré de la feliz razón, que hizo me sintiese diferente a unas semanas de volver de las vacaciones de verano :)

Love Anna.

0 comments